viernes, 19 de mayo de 2017

Adueñándose de la calle (que era de todos)

Para un bilbaíno no hay mejor resorte que escuchar la famosa frase de "no hay huevos". Y eso es lo que parece que ocurrió en el primer caso que hoy traemos al blog. En Madrid, desgraciadamente, existen multitud de inmuebles sin ascensor. A veces, como el del caso de hoy, de hasta 4 pisos o más.

En muchos de los casos, la configuración de los espacios comunes (portal y escaleras) imposibilita la instalación de estos ascensores, tan necesarios para facilitar la vida a sus vecinos, especialmente si se trata de personas con alguna incapacidad física o, simplemente personas mayores o papás y mamás con carritos de bebés.

Pero claro, los que así piensan no cuentan con el empeño de algún que otro echao pa'lante que diga : Si no cabe en el hueco de la escalera, lo penemos en la calle. Y dicho y hecho.


Foto: Albert Anguela

El desaguisado se encuentra en el Paseo de los Olivos, en Madrid. "¿Desaguisado?" pensará alguno. Pues sí, desaguisado pues no se puede ocupar la acera, bien de dominio público, para un uso privativo como es el de un ascensor (aunque en este caso pertenezca a una comunidad de vecinos).


Foto: Albert Anguela

Que sí, que han repuesto la acera a costa de espacio de aparcamiento, pero se han quedado con un espacio que es de todos (repito, dominio público). Y ya que hablamos de la acera: si al final vas a cargarte una plaza de aparcamiento ¿porqué no la conviertes toda en acera en lugar dejar un espacio que no es carne ni pescado? Al final sólo consigues que alguien aparque mal invadiendo la calzada.



Ignoro si han realizado la tramitación urbanística para adueñarse de un trozo de calle, aunque lo dudo porque el trámite es muy complejo y, normalmente, requiere algún tipo de compensación al ayuntamiento que dudo mucho que una comunidad de propietarios esté en condiciones de aportar.

Un caso similar son las torres de evacuación del Santiago Bernabeu, construidas también sobre las aceras municipales, en su día dominio público y hoy adheridas al solar del estadio del Real Madrid.


Foto: blog historias matritenses

En este caso sí se firmó un convenio entre el Real Madrid y el ayuntamiento de la capital (me comentan que el técnico municipal responsable se negó a firmar y lo tuvo que firmar otro de menor rango). El convenio preveía que, a cambio de quedarse con los cuatro sectores de acera (unos 12.000 m2), el Real Madrid se comprometía a construir un aparcamiento subterráneo entre el Bernabeu y la Castellana. Han pasado más de 20 años y no hay rastro del aparcamiento. Podemos esperar sentados.

2 comentarios:

  1. En el Parque Eugenia de Montijo (Madrid) están haciendo exactamente lo mismo, comiéndose la acera para instalar ascensores

    ResponderEliminar
  2. Una muestra más de que al Trampas se le permite todo desde tiempos franquistas, aznaristas y marianistas...
    Enhorabuena por tu blog

    ResponderEliminar